INTRODUCCIÓN PARTERAS

Si tienes vocación para ayudar a las mujeres a que alcancen su bienestar de una manera natural, acompañándolas en las distintas etapas de su vida, tienes talento para ser partera. Entérate de todo lo que tienes que saber para ejercer una de las profesiones más enriquecedoras de la vida.

principal-parteras

Infórmate

“Una partera o partero profesional es una persona que ha adquirido las competencias que se requieren para obtener legalmente el registro y/o la certificación, establecidas por un órgano regulador autónomo integrado por parteras.
La partera profesional debe ser capaz de proveer a las mujeres el acompañamiento, atención y orientación necesarias durante el embarazo, el parto y el periodo posparto; atender los partos con sensibilidad, responsabilidad y autonomía, atender al recién nacido/a y al lactante. Esta atención incluye medidas preventivas, el cuidado integral de la salud, la detección de las condiciones patológicas en la madre y el bebé, la atención primaria de la urgencia y la referencia oportuna.
Cumple una tarea importante en la orientación y educación en los derechos sexuales y reproductivos, no sólo de las mujeres sino también de la comunidad. Promueve la equidad de género y el respeto a la diversidad cultural.
Su trabajo se basa en el conocimiento de la fisiología y en la confianza en la sabiduría del cuerpo de la mamá y del bebé, reconoce al parto y nacimiento como hechos naturales, íntimos y únicos. Su área de competencia abarca la esfera preconcepcional, prenatal, la preparación para la maternidad y paternidad, la atención del embarazo, parto y puerperio fisiológicos y se extiende a ciertas áreas de la salud sexual y reproductiva, la planificación de la familia y el cuidado de las hijas e hijos en los dos primeros años de vida.
Puede ejercer su práctica en el domicilio, casas de parto, consultorios, centros de salud, hospitales o donde la mujer elija”.

Valores y Ética

Puedes descargar un documento donde exponemos el tema de Valores y Ética.

Cómo estudiar partería en México

A continuación describimos las rutas para estudiar formal e informalmente la partería en México según las leyes, normas y realidades educativas y de aprendizaje actuales.

Febrero 2016
Si bien es conocido que la práctica de la partería en México y el mundo es una profesión milenaria, desde la década de los 50 a la fecha ha tenido un declive importante en el país ya que ha migrado la atención obstétrica del primer nivel a centros de segundo y tercer nivel en manos de modelos biomédicos. Sin embargo, en comunidades alejadas de las grandes ciudades la partería tradicional ha sido siempre el principal mecanismo de atención obstétrica, hecho que se mantiene hasta la fecha en estados como Chiapas, Oaxaca y Guerrero.
Hace más de 20 años comenzó a renacer la profesión con una nueva cara con la apertura de la primera escuela de partería en 1996 y la migración de distintas parteras de diferentes partes del mundo con conocimientos nuevos que se han reproducido y combinado con el conocimiento de la partería tradicional por toda la República Mexicana.
En México existen cuatro escuelas de partería que funcionan hoy en día, mismas que se describen brevemente a continuación:

CASA A.C. Escuela fundada en 1996 en Guanajuato, única con capacidad de expedir cédula y título; cuenta con menos de 100 egresadas con cédula profesional (del 2001 a la fecha) y 5 generaciones que se encuentran en trámite. Este año abrieron una nueva generación. www.casa.org.mx
Luna Llena A.C. Escuela fundada en 2009 en Oaxaca. No cuenta con la capacidad de expedir cédula ni título y por el momento no están interesados en el trámite. Cuentan con 35 egresadas a la fecha y continúan en operación. Nueve Lunas inició su tercera generación en agosto 2014 y la próxima se abrirá en 2017. www.nuevelunas.org.mx
Mujeres Aliadas A.C. Escuela fundada en 2010 en Michoacán. No cuenta con la capacidad de expedir cédula ni título y se encuentran en trámites con el CIFRHS. Están por egresar a su segunda generación. www.mujeresaliadas.mx
Escuela de Partería de Guerrero. Escuela de gobierno que opera desde 2012 en Guerrero. Cuenta con la capacidad de expedir cédula y título. En 2015 graduaron a su primera generación.
Escuela de partería en la tradición Osa Mayor. Escuela fundada en 2014 en Felipe Carrillo, Quintana Roo. No cuenta con capacidad de expedir cédula ni título. Tiene un sistema semi-presencial. En Febrero de este año empezó la primera generación.
Escuela de la Cruz Roja en Cuernavaca, Morelos. La escuela de enfermería de la Cruz Roja abrió una licenciatura en partería en 2015. Están en trámite para cédula y título.

CASA A.C. Escuela fundada en 1996 en Guanajuato, única con capacidad de expedir cédula y título; cuenta con menos de 100 egresadas con cédula profesional (del 2001 a la fecha) y 5 generaciones que se encuentran en trámite. Este año abrieron una nueva generación. www.casa.org.mx
Luna Llena A.C. Escuela fundada en 2009 en Oaxaca. No cuenta con la capacidad de expedir cédula ni título y por el momento no están interesados en el trámite. Cuentan con 35 egresadas a la fecha y continúan en operación. Nueve Lunas inició su tercera generación en agosto 2014 y la próxima se abrirá en 2017. www.nuevelunas.org.mx
Mujeres Aliadas A.C. Escuela fundada en 2010 en Michoacán. No cuenta con la capacidad de expedir cédula ni título y se encuentran en trámites con el CIFRHS. Están por egresar a su segunda generación. www.mujeresaliadas.mx
Escuela de Partería de Guerrero. Escuela de gobierno que opera desde 2012 en Guerrero. Cuenta con la capacidad de expedir cédula y título. En 2015 graduaron a su primera generación.
Escuela de partería en la tradición Osa Mayor. Escuela fundada en 2014 en Felipe Carrillo, Quintana Roo. No cuenta con capacidad de expedir cédula ni título. Tiene un sistema semi-presencial. En Febrero de este año empezó la primera generación.
Escuela de la Cruz Roja en Cuernavaca, Morelos. La escuela de enfermería de la Cruz Roja abrió una licenciatura en partería en 2015. Están en trámite para cédula y título.

Por otro lado, en México no sólo las escuelas forman parteras profesionales; así como las parteras tradicionales forman mediante un sistema de tutoría personalizada a sus estudiantes, algunas parteras profesionales aceptan aprendices y dan cursos y talleres de actualización para otras mujeres y hombres interesados en el tema. Este último medio de formación para las parteras es cada vez menos frecuente y son pocas las parteras que aceptan aprendices.

Luna Maya: Actualmente Luna Maya acepta aprendices en sus centros de San Cristóbal, Chiapas y D.F. y realiza talleres de actualización y formación. www.lunamaya.org
Osa Mayor: Osa Mayor acepta aprendices en su centro de Tulum, Quintana Roo y realiza talleres y retiros para estudiantes y parteras. Partera.wix.com
Angelina Martínez Miranda: Angelina acepta estudiantes de partería en Tepoztlán, Morelos. angelinamarmir@hotmail.com
Alison Bastein: Actualmente realiza cursos de actualización y formación para parteras en San Miguel de Allende. www.lavictoriana.com
Mirna Amaya: Realiza diplomados en partería en varios estados. altermir@hotmail.com
Foro Anual de la Asociación Mexicana de Partería: Cada noviembre la Asociación realiza su foro anual con talleres y ponencias. www.asociacionmexicanadeparteria.org

Las únicas escuelas con un plan de estudios reconocidos son CASA y la escuela de Tlapa, Guerrero. Amblas otorgan el título a sus estudiantes como Técnico Terminal en Partería Profesional.
Por el momento no es posible que una partera sea responsable sanitario. Para poder conseguir esto es necesario la modificación de algunas normas técnicas.
También por el momento tampoco es posible que una partera que haya estudiado en el extranjero valide su título en México.
En mayo de 2014 la mesa directiva se reunió para definir sus objetivos para el periodo 2014 a 2017 y crearon un plan estratégico que toma en cuenta los recientes y futuros cambios políticos y sociales que enmarcan el contexto de la partería en México. Específicamente, dos hechos importantes describen el contexto:

• El empuje para incluir a la partería en el sistema de salud como solución a la violencia obstétrica.
• El aumento de demanda de usuarias de las parteras y aumento de mujeres que desean formarse como parteras.

Dentro de este contexto se identificaron varios problemas:
• La falta de escuelas y caminos claros para la formación de parteras (educación).
• La falta de procesos de certificación y regulación de la partería Mexicana, lo cual imposibilita su inclusión al sistema de salud, dificulta los traslados y el acceso al documento de recién nacido vivo (regulación).
• La falta de estudios científicos publicados sobre la situación actual de la partería mexicana (investigación).
• La opinión negativa o errónea sobre las parteras mexicanas (difusión).
• La sobre regulación de la partería tradicional por el sistema de salud, lo cual ha conllevado que cada vez menos parteras tradicionales atiendan partos y su capacitación esté lejos de prepararlas para la atención del parto extra-hospitalario (pluriculturalidad).

A raíz de este contexto, la Asociación se plantea para los años 2014 a 2017 el impulsar la partería como modelo autónomo para la atención materno-infantil accesible en México regida por la Asociación como ente experta en el desarrollo de la profesión.

La importancia de la certificación

La Asociación Mexicana de Partería trabaja para:

¿Por qué es importante la Certificación de las Parteras?
La Partería es una realidad vigente y cada vez más fuerte en México, en contextos rurales, indígenas, urbanos y también donde el acceso a los servicios de salud es limitado o ausente.
Es por ello que la Asociación Mexicana de Partería tiene la visión de fortalecer y empoderar al gremio, proporcionando a través del Organismo Interno de Certificación (OIC) un proceso de certificación en competencias a todos los tipos de parteras que ejercen en nuestro país. El proceso será inclusivo: integrando las diferentes maneras de llegar al ejercicio de la partería.
La certificación permitirá la nivelación de conocimientos y mejora las habilidades, incrementando la seguridad de la práctica y mejorando la calidad humana y clínica para las mujeres y bebés.

Ventajas de la certificación

La certificación de parteras busca fortalecer la profesión a través de la creación, respeto y protección de la autonomía de la mismas entre pares. Protege y mejora los estándares de calidad y fomenta la inclusión y dignidad de la parteras y las familias con las que trabajan. Promueve la accesibilidad para que toda mujer en México pueda ser atendida por una partera. La certificación busca sostener una relación de inclusión y equidad con el sistema de salud.
  • ­Faltan oportunidades de formación y educación continua para parteras
  • ­Faltan criterios claros que definan quién es una partera y cómo ejerce
  • ­Muchas enfrentamos presiones y dificultades para el ejercicio de la partería.
  • Las parteras unidas somos más fuertes.

Es reconocer, valorar y validar los conocimientos y habilidades que ha adquirido una Partera desde su formación y experiencia, formal y no formal.
La certificación protege la profesión de la partería al definir su marco de práctica y establece estándares de calidad. También protege a las mujeres y asegura la confianza del público, al estar basada en la evaluación de las competencias.

Es el proceso por el cual se evalúa la educación, formación y/o experiencia de las parteras, a través de una evaluación que mide las competencias de la partera.
La evaluación de competencias será realizada por pares.

Reconoce los aprendizajes previos de las parteras
Promueve la educación continua de las parteras
Asegura que las parteras Mexicanas practiquen de acuerdo a los estándares internacionales de calidad y evidencia
Contribuye a la participación de parteras en la toma de decisiones sobre nuestra profesión
Fomenta el empoderamiento de las parteras como gremio
Expande la profesión de la partería hacia niveles superiores de capacitación
Protege la calidad de la atención que reciben las mujeres
Mejora la seguridad y bienestar de las mujeres y sus bebes.

La Certificación será un proceso voluntario para todas las parteras sin importar las diferentes maneras de haber aprendido la partería. La OIC publicará los criterios de solicitud para certificación.

El OIC de la AMP, es el organismo encargado de realizar la certificación en competencias.
El OIC estará integrado por parteras de diferentes caminos y prácticas, lo que enriquecerá tanto a los esquemas de formación que la AMP está desarrollando, así como el esquema de certificación del OIC.
Las competencias se basarán en criterios internacionales de la Confederación Internacional de Matronas (ICM) y consensuadas por parteras afiliadas a la Asociación Mexicana de Partería.

La OIC llevará a cabo evaluaciones basadas en criterios objetivos para medir los conocimientos y habilidades, y así, asegurar la competencia de cada partera para ejercer con seguridad y calidad.
La OIC busca proteger la partería Mexicana asegurando la certificación de parteras por parteras.